Exposicion I: el MoMA visita Valencia

Escrito por estanochesenosocurriraalgo 24-11-2010 en General. Comentarios (0)

Hace ya varios días, viendo la televisión me enteré de que en el IVAM, se iba a realizar una exposición de dibujo del MoMA. Esto me llamo rápidamente la atención ya que últimamente no paraba de escuchar comentarios sobre este museo y la cantidad de obras que contiene. La exposición recibe el nombre de Compass in Hand y  reúne 241 obras en papel de 118 artistas, una amplia selección de obras de la Colección de Dibujo Contemporáneo de la Judith Rothschild Foundation.

Para empezar se podría hablar del museo IVAM, un museo moderno que cuenta con dos espacios: el Centre Julio González, un edificio de nueva construcción inaugurado en 1989 que presenta los fondos del museo junto a otras muestras de carácter temporal y la Sala de la Muralla, ubicada en los sótanos del edificio que conserva restos de la antigua fortificación medieval de la ciudad, y que actualmente alberga exposiciones temporales. Su diseño original corresponde a los arquitectos valencianos Emilio Giménez y Carlos Salvadores, y fue objeto de una remodelación en el año 2000 llevada a cabo por el propio Emilio Giménez y Julián Esteban. 
Ocupa una superficie de 18.200 m2 y alberga ocho galerías destinadas a las colecciones del museo y a exposiciones temporales, y una de ellas, La Sala de la Muralla, que tiene acceso independiente, muestra los cimientos de la antigua muralla medieval construida en la segunda mitad del siglo XIV. 

 

En el exterior del museo, a la entrada, uno se encuentra con un conjunto de esculturas que representa a unos hombres sentados con las piernas cruzadas, y en una esquina encontramos una gran barca, todo esto realizado en hierro que por el paso del tiempo se encontraba con un singular aspecto oxidado. Esta obra se llama Eterno Retorno y es de Xavier Mascaró.

Una vez dentro del IVAM nos encontramos con el hall de entrada, amplio y a partir del cual parten los diferentes elementos que guían al visitante hacia las diferentes exposiciones, tomamos el ascensor, decorado con un par de fotografías muy interesantes, para elevarnos hasta el 1º nivel y entramos en la sala de la exposición. Nos adentramos en una sala amplia, cálida, luminosa y que te invita a ver las diferentes obras de una manera relajada y haciendo que el transcurso del tiempo se ralentice durante los instantes que observas las pinturas.

Centrándome más en las obras expuestas, la verdad es que se puede decir que hay arte para todos los gustos, desde el más sencillo y minimalista hasta el arte más recargado y provocador. Entre lo que más me gustó se encuentre una colección de  cuadros pequeños expuestos en una mesa acristalada, esta colección pasa prácticamente desapercibida y a no ser que te detengas a observarla con atención no consigue cautivarte. El cuadro “Los arboles no te dejan ver el bosque” de Marcel Odenbach, para mi gusto es una de las grande obras de la exposición, a partir de recortes de periódicos, o eso parecían, se recrea un bosque de una forma magistral.

Otra de las obras que mayor aceptación tenía en la exposición era la de “Absolute Power” de Eva Rothschild, obra que constaba de dos partes, una el cuadro en sí, formado por una serie de tiras que se entrecruzan formando desde lejos una serie de líneas que parten de una centro y al acercarte es como si se “pixelase” y la parte inferior colgaban tiras de color negro, que en contraste con la pared blanca creaba una composición muy agradable.

Hablando de las obras que menos me gustaron, se encuentra una obra titulada “Penis hat”, un cuadro de grandes dimensiones que en su parte superior muestra un hombre caricaturizado con un pene sobre su cabeza, en la parte intermedia un barco, y en la parte inferior una serie de fotografías eróticas, y con un tratamiento bastante grotesco. Eso si todo esto acompañado de penes en diferentes posturas y tamaños repartidos por todas las partes del lienzo.

Otras obras curiosas era un mapamundi que mostraba los diferentes males de los diferentes países y en el que España aparece representada por la ETA. También aparece un cuadro que muestra a una serie de jóvenes mostrando las mismas formas que el famosísimo cuadro de “La última cena”

En definitiva una gran oportunidad de observar arte moderno de la mano de uno de los museos más importantes del mundo como es el MoMA, y una exposición que no dejará indiferente a nadie.

 

PABS