La Galería de los Uffizi

Escrito por estanochesenosocurriraalgo 27-12-2010 en General. Comentarios (2)

             En este puente de diciembre he tenido la oportunidad de estar un par de días en Florencia. Es una de ciudad preciosa, diría que es una de las más bonitas del mundo. Tuve tiempo de visitar los lugares más importantes como las plazas de la signoria, la plaza de la república o la plaza de Miguel Ángel, las iglesias de Santa Croce, Santa María Novella, San Lorenzo y el Duomo, el Palacio Pitti y el Palacio Vecchio. Pero tampoco podían faltar las visitas al Museo de la Academia y a la Galería de los Uffizi.

 

 

           La Galería Uffizi o Galería de los Oficios, es un palacio en Florencia que contiene una de las más antiguas y famosas colecciones de arte del mundo.

 

            Los orígenes de los Uffizi se remontan a 1560, cuando a petición de Cosme I de Medici, Vasari proyecta un gran palacio que alojaría las Magistraturas, es decir, las oficinas administrativas y judiciales del Ducado de Toscana  que hasta entonces se encontraban en el Palazzio Vecchio.

 

            Con el paso de los años, estas estancias se fueron ampliando y llenando de las obras de arte que eran de la propiedad de la familia Medici, hasta que en 1737 el último miembro de la familia Anna Maria Ludovica, dio las instrucciones para que todas las obras de la dinastía de los Medici quedaran a disposición de los amantes del arte del mundo entero.

 

            Otras obras pertenecían al patronato de iglesias, cofradías y conventos de Florencia y alrededores, donde también se formaron artistas monjes como Fra Angélico, Lorenzo Monaco y Fray Bartolomeo

 

            Fue abierto al público en 1765.

 

            La colección de arte de los Uffizi es muy amplia, con fondos incluso no expuestos por falta de espacio. La exposición se distribuye a lo largo de dos pisos del palacio con 45 salas en el vestíbulo y varias más en los diferentes corredores, ordenados todos ellos cronológicamente.

 

            Se comienza la visita por la planta segunda, en donde hay varias salas dedicadas a Giotto, a Filippo Lippi, a Botticelli, a Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, a Tintoreto y a Rubens entre otros.

 

            Las dos obras que más me gustaron fueron las de Sandro Botticelli: “El nacimiento de Venus” y “La primavera” (s. XVI), ya que me impresionaron ver ante mí, dos de las obras que más he visto en los libros de historia del arte y que me parecieron muy hermosas por su colorido y majestuosidad (ambas de encuentran en la sala nº 10).

 

 

 

           Además de estas referencias artísticas, destacan en los diferentes corredores, numerosas esculturas romanas, reproducciones de obras griegas, estatuas romanas y griegas de la época Helenística, esculturas de la Virgen, urnas funerarias romanas fechadas entre la primera mitad del siglo I d.C. y s. III d.C., etc.

 

            En la planta primera hay salas dedicadas a Caravaggio, Manfredi, y otras en donde hay grabados de los Uffizi y dibujos, así como alguna sala en donde se exhiben exposiciones temporales.

 

            Cada cuadro o escultura está definida por un cartel en donde figura el nombre del autor y de la obra, y el momento en que está fechado, así como su procedencia.

 

            Sin embargo no pudimos ver todas las salas porque nos faltó tiempo. No podíamos quedarnos a ver todas las salas, sólo vimos las más importantes. Espero volver a Florencia con más tiempo para poder ver todas las salas de la galería. Es una visita obligada que hay que hacer en Florencia, además, a los arquitectos nos dejan pasar gratis :).

 

Martin